El Buen Pastor, o cuál es el final de la parábola

Este domingo, pensando sobre el evangelio del Buen Pastor, utilizamos este dibujo de Fano, junto a otros. Como sabes, en la parábola del Buen Pastor, al final hace fiesta porque ha encontrado a la oveja que se le había perdido.

Buen Pastor, dibujo de Fano
Buen Pastor, dibujo de Fano, tomado de DiocesisMalaga.es

Pensando en cuál sería la siguiente imagen a ésta (como si fuera un cómic), se me ocurría que quizá el final de la parábola es un poco diferente a lo que al menos yo me imaginaba.

Y es que estamos acostumbrados a los finales felices, al «…y comieron perdices».

Sin embargo, diría que Jesús en cierta forma es una especie de «antihéroe» que viene a buscarnos y cuando nos encuentra al borde del barranco… se lanza detrás nuestro.

Así es como podría interpretar la muerte  en cruz, como un querer asumir hasta el final nuestros dolores, nuestros sufrimientos… y darles un sentido.

Una canción del GenRosso, titulada Porque me amas, viene a hablar de esta idea (el video está en italiano…):

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=6iFTuo4j5qY]

Me viste en el llanto, estabas allí.
Yo andaba perdido y tú viniste por mí.
En tu grito: Dios mío, por qué?
la primavera muere otra vez

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.