Cara a cara

Una sensación que tengo en mi vida es la de alguien enormemente afortunado y bendecido.

Tengo presente este pasaje (Lc 17,  5-10):

 Somos siervos inútiles, sólo hemos cumplido nuestro deber.

Sin embargo, aún más, tengo presente este otro de Juan (Jn 15, 12-17):

Ya no os llamo siervos porque el siervo no sabe lo que hace el amo. A vosotros os he llamado amigos porque os comuniqué cuanto escuché a mi Padre.

Esta canción de Marcos Vidal, titulada Cara a Cara, me hace sentir este asombro por poder participar como amigo de un banquete al que me siento invitado, sin saber bien por qué…
[youtube http://www.youtube.com/watch?v=OKNUdCzFVU8]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.