Haced lo que Él os diga (Jn 2, 5)

Hace tiempo me regalaron esta cita de las bodas de Caná. Es una de las pocas frases que dice María en el Evangelio, y en ella he descubierto cómo ella rezaba.

María estaba atenta a quien estaba a su lado, y al darse cuenta de que los novios tenían un problema, acude a Jesús.

Sin embargo, no pide una solución (yo quizá habría pedido que consiguiera vino, o yo qué sé…) sino que, con una confianza infinita en que Jesús hará algo, les dice a los demás:

Haced lo que Él os diga.

Él sabrá qué hacer. Vosotros, haced lo que Él os diga…

Es como si, ante la infinita confianza de su Madre, Jesús no pueda decir que no… pero al mismo tiempo, la sensación de que, cuando intercedes por alguien, pones en manos de Jesús su situación, no la solución que, según tu punto de vista, es la adecuada…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.