Que sea como tú quieres

Con los peques estamos disfrutando de los capítulos de la Casita sobre la Roca de Valivan, y uno de los que más les gusta es el del Amigo Importuno. Mientras ellos cantan las canciones y ríen con las ocurrencias de Leopoldo, Renata y Tim, nosotros nos miramos ante los cariñosos toques que el Evangelio nos va dejando.

Por: _Libby_

El protagonista de la parábola es un tipo que se desvive por un amigo que ha llegado de lejos y al que quiere ofrecer comida. Y pide, ruega, insiste, incluso con el riesgo de perder a sus propios amigos para conseguir unos panes para el viajero.

Y me acordaba de la boda de Caná, cuando María, al ver que no tienen vino, se lo dice a Jesús (por si no se había dado cuenta) y a la respuesta de éste, se dirige a los sirvientes: «Haced lo que os diga».

Porque sabe que algo dirá.
Porque sabe que no se quedará impasivo.
Porque sabe que lo que dirá será bueno. Mejor incluso que si ella hubiera pedido algo concreto.

Me gusta esta forma de rezar, pidiendo por otra persona, presentando la situación, la necesidad… y confiando plenamente en que Dios obrará lo que mejor necesite,…

Que sea como tú quieres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.